<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://draft.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9235472\x26blogName\x3dAblad%C3%ADas+de+Fernando+Polo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://abladias.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://abladias.blogspot.com/\x26vt\x3d2983554522547810084', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
  • Inicio
  • Rebel Thinking
  • Mi empresa
  • Sobre mí
  • Contacta

  • Hola, soy Fernando Polo, y este es mi blog (?), que actualizo periódicamente. Si has llegado hasta aquí siguiendo un link y te interesa lo que lees, quizá te apetezca suscribirte a mi RSS (?). O seguirme en Twittter (?).

    noviembre 30, 2004

    Ciudadano Blog

    Porque tiene más razón que un santo, ahí va ese peaso de LINK:

    Isaac Jiménez - Ciudadano Blog - Libertad Digital.

    O de cómo me veo que antes o después, algunos poderes fácticos (grandes monopolios, gobiernos u otros) intentarán limitar la libertad de expresión de los blogs. Quizá se empiece por establecer una especie de tribunal deontológico del blogging como ha ocurrido en la prensa.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    El libro ha muerto, larga vida al libro

    Dice Rubén Osuna en Libertad Digital que Bill Gates se equivoca al anunciar la muerte del libro. Digo yo, desde aquí, que se equivocan Rubén Osuna y Bill Gates. Por decir que no quede.
    Gates habla del libro electrónico, claro. Formatos, papeles de plasma que no se arrugan, pero que se doblan (?), carga y descarga, no más polvo en el lomo del libro. Vamos que de aquí a unos años, las estanterías quedarán para los floreros; eso si no nos vende Gates también floreros digitales con pantallas de plasma tridimensionales, que un día florece gardenias inmarcesibles, y otro día rosas rojas. Y aunque no podamos arrancar una para prendérnosla en la solapa, sí que podremos tontear con el tono RGB de la rosa.
    Y dice Osuna que Gates llega tarde, porque el libro ya está muerto, entendiendo por libro a los incunables de antes de Gutemberg, y por pseudo libro a las ediciones fungibles de bolsillo actuales.
    Sin embargo, hablaba yo con un amigo cercano al mundo editorial sobre cómo recientemente las ediciones rústicas (las primeras ediciones, vaya) han mejorado en los últimos tiempos por ser más grandes, con tapas más duras y encuadernaciones más doradas y barrocas, para que destaquen así en el punto de venta y duela menos pagar 20 euritos. Y así el lector compra más por la tapa, que por el contenido, que para lo segundo habría que sentarse en el suelo de la tienda a evaluar detenidamente la prosa. O sea que las ediciones tienden de nuevo a aquellos grandes ejemplares de atrio eclesiástico que ahora Osuna reclama.
    Predicciones o constataciones aparte, la polémica da para cháchara y ocurre así siempre que la conversación surge. Me declaro amante del libro impreso y encuadernado. Y me gusta más la edición de bolsillo que la rústica, pues aun caduca, es más portátil, viajera, dúctil, y quizá por eso fungible. Y me siento acompañado en esta manía mía. También me declaro idólatra de mi librería (exigua, pero honesta), aunque entiendo que eso ya no es de mayoría absoluta. Subrayo los libros y anoto, e imagino que tampoco eso es un lugar común. Pero la primera de las fobias, esa de tener un libro entre las manos, de arrastrarlo en metro al trabajo y que se caiga rodando las escaleras abajo al salirse del bolsillo, y tenerlo siempre disponible (y no en función de la batería), en la cama, en el wáter; releer una página a mi mujer, y luego remover las lentejas. No sé. Poder hojear de un vistazo buscando un trozo que subrayé y en que luego me detengo o que una poesía salte a mis ojos por azar.
    Imagino que seré un nostálgico de la edición de bolsillo cuando ya el iPod de los libros esté en todos los FNACs. Ahora, cuando se acaba su corta batería, o me aburro de "no ver" nada, quito el iPod, desenfundo un vinilo, con dedos de goma, lo acaricio, releo los cuadernillos, me extasio en una portada a lo grande, y lo pongo enardecido en mi tocadiscos.
    Debo ir por los 5.000 libros electrónicos que me permiten más que una lectura cómoda, el milagro de la búsqueda instantánea. Y cuando salga el iPod de bolsillo, pues lo usaré supongo. Pero no creo que esté todavía cerca la tecnología que permita reproducir la experiencia de usuario del libro en papel. Y si lo está, pues mejor que mejor.
    Y pienso:
    Nunca al estudiar mi carrera de ingeniería industrial pensé que la física y la electrónica se hallarían un día tan enfrentadas.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 28, 2004

    Un nombre que hizo historia

    La historia de un hombre es la historia de un nombre; la historia de un nombre es la historia. Nombrar, llamar, nominar, bautizar. Abrazamos días aprendiendo nombres: comunes, propios, nombres. Diciendo nombres: propios, comunes, nombres. Nombres que alguien inventó, o incluso nadie, quizá una conciencia colectiva, un pueblo que trata de época en época, civilización a civilización, de comprenderse, para ir y venir, ver, destruir, conquistar, adquirir, comprar, divagar; pueblos que conversan con otros pueblos y entre sí, hablando de cosas que tienen nombre porque alguien se lo dio, o ni siquiera nadie.
    Ahora todo es nombrar. Una empresa, un producto, una hija, un blog. Una web, un perro, un servicio, un ministerio. Branding. Co-branding. Mark. Marca. Nombre. Eso. Ello.
    ¿Puede ser algo que no se llama? ¿Existo si no me llamo? Quizá sí, pero no aquí, en esta sociedad del lenguaje críptico (casa del ser, como dijo Heidegger, y tantos otros repetimos mecánicamente después). Si no me llamo, no soy. O quizás, tal vez, me pongan entonces un código que me identifique de forma única al final de una estantería, nivel 7, almacén B. Los nombres son códigos de cuarta generación. Códigos humanos, incluso bellos.

    Este egoblog en comandita se pudo haber llamado así:

    aBulto AdEphesios AlDesgaire AlPelo AlterEgo Altérico AlTraste AlVuelo aHuevo aMachaMartillo AmíPlín Andando aPaloSeco aPiesJuntillas aPorUvas Aserejías aTocaTeja aTresVelas aTrocheyMoche Azogues BajoCuerda BocaJarro BuenasMigas ChanChan CosasVeredes CulodeMalAsiento DaresyTomares DeBuenaTinta DeCapaCaída Delimitaciones DimesyDiretes DeLaCecaaLaMeca Depeapa DeTrapillo Ebloga EgoCentria Egocentrino Egocentrique EgoLand EgoLandia Egolatrías Egos ElCochedeSanFernando EnBabia EntreDosAguas EnUnTris EnUnBrete Epicentro Excentria Excentro Flecos Floreos FueraDeTiesto Ínfulas GozosyPozos HabasContadas LaMariMorena LasParedesOyen LaViñadelSeñor LosCuatroVientos Musarañas MorirHabemos NiElTato NiMeneallo NiMú NiPío Oquedades OxteNiMoxte PalabrasMayores PalosdeCiego PicosPardos Pinitos PolcaPérez Poliédrico PoloCattivo, PoloCentro Polvorosa PorFasPorNefás RazónInversa Santiamén SinBlanca SinCarnet SinPluma SinRazón SinRitmo TíteresConCabeza ToleTole TonySon TranTran TresPiés Tuntún TútatóYotatá UnBledo

    Pero se llamó asao.

    La mayoría de esos dominios está libre. Al hilo, recuerdo un deslumbrante (y extenso) documento sobre el proceso de branding de una conocida consultoría que se desgajaba de su madre auditora y que necesitaba un nuevo Nombre. Nombre, revolucionario fue, que nunca llegó a utilizar, después de desembolsar unos muchos millones de las antiguas rupias. Por si a alguien le interesa. Mi mail ya se sabe.

    EgoLinks (links que alguno de mis egos ha usado):
    LoveMarks
    BrandChannel

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 27, 2004

    Salvapantallas de Lycos para combatir el spam

    Leído en The Register, no pude resistir la tentación de probar este salvapantallas que Lycos ha programado para reducir el ancho de banda de servidores generadores de spam (siempre la duda sobre lo que Lycos decide ser spam, y lo que no). Aunque imagino que pueda ralentizar programas P2P, el caso es que merece la pena probar si es un arma disuasoria. Os animo a todos a que lo probéis. En la misma página ofrecen datos sobre el tráfico generado en las páginas spameras. El propio salvapantallas muestra en un mapamundi, cómo se envían las peticiones a los diferentes servidores, y datos sobre el tráfico generado.
    Lycos screensaver to blitz spam servers | The Register.

    Editado 30 Noviembre:
    Se ha escrito sobre ello en Wikinews.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 25, 2004

    Internet paga a General Motors, según Forrester

    En su columnita personal (necesita registro), el jefe de todos los jefes de Forrester Research escribe sobre el milagro tecnológico (IT) de General Motors. Independientemente de si sí, o de si no, merece la pena extraer esta conclusión número 2, para levantar el amor propio de los muchos que nos estrellamos en el hype e-Business (entre otros, los forrasteros).
    Siempre agrada , aunque sea a toro muerto (de pasado) observar que aunque el payback estaba más allá de nuestras previsiones, no andábamos TAN descaminados:
    La realidad ha llegado ya a donde las abultadas previsiones la pusieron. Como informa el equipo de General Motors, todas las promesas de la revolución del e-Business han sido por fin alcanzadas, haciendo la revolución en GM posible. Mientras que la revista Time, ha dejado de escribir artículos sobre lo maravillosa que es Internet, el retorno de la inversión ya está aquí. Como Forrester siempre dijo [jeje], Internet no se limita a vender libros y CDs online - tiene que ver con hacer coches, píldoras y motores de avión más eficientemente.

    Recuerdo que en nuestra ansia por vender e-Business, se abultaban los paybacks sin escrúpulos. Pero también recuerdo que mis charlas sobre cadena de suministro y e-Business, comenzaban así: "Internet [referido a e-Business] es conectividad. Hablamos de abaratar el coste del EDI, de ocho a uno. Lo cual hace que la conectividad con proveedores y clientes sea accesible a un número mayor de empresas, que hasta ahora no podían automatizar sus comunicaciones con lo que esto implica: hablamos de eficiencia en los procesos."

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 24, 2004

    Diversifiquen, diversifiquen, dice McKinsey

    Andaba yo preocupado ahora que mis yoes se han desatado. Que si no me concentro lo suficiente, que si mucho abarco y poco aprieto.
    Pero viene ahora McKinsey a tranquilizarme, diciendo que no es verdad absoluta que la empresa especializada sea más rentable que la diversificada. Depende dicen.
    Zapatero a tus zapatos, o a lo que pilles por ahí.
    Are you too focused? (necesita registro).

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 23, 2004

    15.000 nuevos blogs cada día

    Cuando inicie este egoblog el uno de noviembre, imaginaba que no era el único que lo hacía ese mismo día. Pero también fantaseaba con mi singularidad.
    ¡15.000 nuevos blogs cada día! según Marketing Vox, según ClickZ.
    Me recuerda a los gráficos del 99 con el B2B, según IDC, según Forrester, según Jupiter. ¡Aquí hay burbuja!



    Al menos me recocija saber que no más de un 5,8% de los blogs son manipulados por gente de mi edad (y así alimento mi pertrechada vanidad). Y además puedo hablar de los setenta con conocimiento de causa. Claro que a mis padres les oculto esta manía mía, porque ya tengo bastante fama de irresponsable en la familia, como para echar leña al horno de los Polos.

    Age Range Blogs Created
    by Age
    Percent
    10-12 55,500 1.3%
    13-19 2,120,000 51.5%
    20-29 1,630,000 39.6%
    30-39 241,000 5.8%
    40-49 41,700 1.0%
    50-59 18,500 0.4%
    60-69 13,900 0.3%
    Total 4,120,000 100%
    Source: Perseus Development Corp.




    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 22, 2004

    CDs para qué os quiero

    Se me ha jodido otro CD. Cada vez me ocurre más a menudo. Hay estudios que alertan que en 15 años, todos los CDs calvos (y blancos). Especialmente doloroso que se trate de un CD recopilatema. Los CDs recopilatemas son mi fantasía sexual con la música. Donde me vierto y me deshago. Un desenfreno que dio comienzo a mis tiernecines catorce años -en aquel entonces, construía casetes recopilatemas-. Aproximadamente la misma edad en que obtuve mis propias ideas sobre la masturbación documentalmente soportada. Mústica: experiencia vitrosexual a mitad de camino entre la mística y la música; un recorrido vergonzante para DJs cobardes, amateurs dolidos, o clérigos frustrados.
    ¿He dicho ya que se me ha jodido otro CD? Estallo: es el tercer recopilatema de la serie más sagaz y nunca vista que se ha hecho de la música lo más de lo más de mi amigo el Jos. El JOS1 llegó a tener cierta repercusión en los ambientes más aldeanos de la ciudad. Tuve que rehacerlo. El JOS2 como con gran hermano segunda parte, tuvo menos repercusión, pero el mismo interés sociológico. Ahora rayado el JOS3. Rayado estoy, rayado vengo. Entre tes reins, je me retiens.
    ¿El peor punto de rayadura? La canción 19. Para ser más exactos, la decimonovena. Justo ahí donde Telefilme (grupo de bulto) vierte su mejor pop electrónico, pergeñando la obra más maestra y menos conocida del pop subterráneo español en inglés. Shopping List Blues. Busquemos en google: un lánguido y límpido link. Casi lloro de emoción. Recuperar la canción será arduo. Como grabé de amigo mío (¿es pecado grabar de amigo suyo, o non?) el Jos, no tengo, oh Jos, la fuente de la belleza popera por Excelencia. Así que me voy a dar una vuelta por el universo P2+K2xTI: Soulseek, eMule, Kazaa, BitTorrent, ¡la estantería de mi amigo el Luis! Acertar es buscar en lo más hondo de uno mismo, y no encontrarlo. Efectivamente, cero zapatero. Agua. Nada. Rien de rien. Gar nichts. Nihilis nihilum.
    Hagamos una reflexión sucinta: tengo un vinilo de los Payasos de la Tele, que aún surte lágrimas a mis resabiados ojos cuando lo escucho. Año 1973. Buena cosecha. Tengo un vinilo de Enrique y Ana, que pone a bailar a la menos bailonga de mis hijas. Año 1978 (el vinilo. Mi hija del 2000. Exactamente, 362 días antes del once ese). Ambos suenan que da gloria bendita escucharlos en mi cadena estereoafónica. Qué será de mis hijas, cuando dentro de treinta años, inserten orgullosamente el CD en su CD (si es que ello existe) y descubran, oh malaventura y funesta penuria, que en vez de cancioncitas tradicionales aragonesas, se escucha el famoso The Sounds of Silence (en versión mute). Tamaña vergüenza no la quiero yo para mí.
    Menos mal que nos queda el iPós.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 21, 2004

    3G / UMTS: Una realidad impaciente

    Para saber lo que piensan los analistas sobre UMTS, se puede descargar aquí un informe sobre el presente del UMTS en España.
    Para saber lo que piensan los futuros usuarios del UMTS, no dejéis de visitar los foros de GSMSpain.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 20, 2004

    DiceLaRed lanzará un servicio para sindicar publicidad en weblogs

    JJ Merelo hace público en primicia el contenido de la reunión mantenida en DiceLaRed, para tratar de un nuevo servicio para bloggers y páginas web. Mejor citar directamente el post de JJ:
    Los infomódulos de DiceLaRed desembarcan (otra vez) en la blogosfera.
    Y esta vez no sólo van a dar información, sino también pasta. Algunos os preguntaréis qué hacíamos fernand0 y yo en Madrid el Lunes, junto con Julio-Merodeando-Alonso, Alvy de Microsiervos, Daniel Rodríguez de Liberalismo.org, Furilo, Candeira, Enrique Dans, y Luis, el DiceLaRed, aparte de Rodolfo Carpintier, de Baquía y César, de Addoor. O dónde diablos hicimos esta foto.


    Bueno, pues hablábamos de los InfoMódulos de DiceLaRed. Recordaréis que hace un año, Atalaya puso uno de estos infomódulos (que desapareció en el último rediseño. Estos iM originales eran estándar, no se podían elegir las palabras clave ni los medios. Sin embargo, ahora sí se puede; no tienes más que registrarte, y crear tu propio infomódulo.


    Lo bueno viene ahora: esos infomódulos van a empezar a llevar publicidad. Lo bueno no es eso, sino que DiceLaRed, en colaboración con una central de publicidad, va a pagar al blogger que ponga el infomódulo en su página.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 19, 2004

    Léolo rève

    Todo el mundo cree que soy canadiense-francés. Parce que je rêve, je ne le suis pas. Los que no creen más que en su propia verdad, me llaman Leo Lozeau. [...] Se dice que él es mi padre, pero yo sé que yo no soy su hijo, porque este hombre está loco y yo no. Parce que moi je réve, je ne suis pas.

    Uno de esos placeres que hacen de la vida algo más que una carta sin remitente, es ver años después de su estreno una película que no se sabe por qué razón, se quedó sepultada en el cuaderno de los deseos perentorios. Un estreno que llamó nuestra atención y atraía nuestras miradas a los carteles de las salas donde se exhibía. Algún alma cinéfila afín la calificó como imprescindible. Luego leímos una crítica, oímos en el autobús que alguien hablaba apasionadamente de ella, pero el tiempo pasaba y por fas o por nefás se iba quedando a un lado del camino. Tras sucesivas caídas en la cartelera, quedó postergada a la sesión de madrugada, y un buen día, el cartel que nuestro anhelo había grabado a fuego en la memoria, desaparecía para refugiarse en algún libro de cine de autor descatalogado. Con los años se hundía en la memoria como cofre que un día abriríamos si el destino ponía a nuestro alcance el plano del tesoro. Y así, un día raro del que se puede esperar todo, menos que termine como el día anterior, se atrinchera en la pantalla de nuestra televisión a alguna hora intempestiva del canal menos deseoso de ingresar dinero por publicidad. O nos cruzamos con ella por azar en un videoclub de cine independiente, o como relleno de alguna colección de cine en un periódico de tirada nacional. El caso es que una vez en las manos nos recuerda a una preciosa joya familiar que nuestros padres prometieron entregarnos al cumplir dieciocho años. Y sin recordar muy bien por qué aquel mito se había convertido en tal, nos sentamos frente al televisor para disfrutar de uno de esos placeres que sitúan la vida más allá de esa carta sin remitente.
    Como los placeres frecuentes son menos intensos, las redes de intercambio de ficheros en Internet harán que estos orgasmos más accesibles limen poco a poco nuestro deseo. Lo cual no impide que ayer, una vez la película en mis manos (por decir algo), pudiera tener una de esas veladas de lágrima exquisita, en las que además de poder al fin disfrutar de una tan largamente añorada película, tenemos la suerte también de experimentar uno de esos escalofríos que nos recorren cuando sentimos que la ficción en pantalla nos dibuja un mundo que parece más cercano y más entrañable que el que día a día pisamos por la mañana.
    De Léolo recordaba con insistencia la imagen de una madre que parece querer pegar con la sartén a un niño sentado en un orinal. No recuerdo haber dejado de mirar el póster ni una sola vez al pasar allá por el año 93 por delante de los cines Alphaville.
    Bianca, mon amour. Mon seul amour. Mon bel amour.

    Léolo (Léo Lozeau) sueña y escribe, y soñar es el antídoto que le permite escapar de una enfermedad mental que acosa a su familia. Vive en Montreal, enamorado de Bianca, su vecina siciliana, y escribe incansablemente en cuadernos, las páginas que recogen su vida, sus tristezas, sus desengaños.
    No creo que sea una película imprescindible para todos los públicos. Pero sé que estará incluida en la carta dirigida a todo aquel que me pregunte por mis placeres y mis días. Una carta con remite.
    Vous la dame, vous l'audacieuse mélancolie, qui d'un cri solitaire fendez ma chaire que vous offrez à l'ennui, vous qui hantez mes nuits quand je ne sais plus quel chemin prendre de la vie, je vous ai payé cent fois mon dû.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 18, 2004

    Farándula y socialdemocracia 0 - Bush 1

    Gustavo Bueno analiza en El Catoblepas las reacciones en España frente a la reelección de Bush. Y en el camino toca su ya clásico tema de los actores, y su relación con los atentados 11-M y las elecciones del 14-M.
    No creo que se lo hubieran dejado publicar en medios convencionales. Lo cierto es que salvo en La Nueva España a G. Bueno lo dejan publicar poco. Menos mal que el que a día de hoy es el único filósofo español con escuela, ha encontrado en Internet el medio adecuado para la expresión de sus impopulares ideas.

    Extracto algunos pasajes del artículo La viscosa ideología pacifista de la farándula socialdemócrata:

    Sobre Europa y el 11-S:
    Desde Europa el 11S quedaba cada vez más lejos, y cada vez más cerca el petróleo de Irak y la necesidad sentida por Francia y Alemania por controlarlo, al margen de Estados Unidos. España había decidido comprometerse con los Estados Unidos en el mantenimiento del orden internacional establecido; esperaba, no sin fundamento, que si se comprometieran también otros Estados europeos, el control del Irak –de su petróleo– y del terrorismo islámico podría conseguirse plenamente.

    Relaciones entre la socialdemocracia española y la farándula:
    Pero la socialdemocracia española vio con claridad que si esto ocurría podía ya despedirse del gobierno. Optó por unirse a Francia y Alemania y salió a las calles, teniendo como altavoces a los intelectuales y a los artistas, a la farándula en general, de cuyas filas salían los lectores de los comunicados en las manifestaciones. La farándula había heredado las funciones que los frailes del Antiguo Régimen, incluso en la época del Padre Cádiz, asumieron: predicaba la Paz, la Humanidad, a través de la necesaria caída de Aznar y de Bush.

    Sobre el la farándula, el 11-M y el 14-M:
    Y al gritar «¡Queremos saber!» estaban diciendo implícitamente: «Lo que el gobierno está ocultando», lo cual era completamente gratuito, porque el gobierno no ocultaba lo que ignoraba, y esto aunque le pudiese interesar la autoría de ETA. ¿Por qué querían saberlo? ¿Por qué no reprimían este imperioso deseo de saber para después de atender a las víctimas? Porque de este modo todo el mundo haría responsable a Aznar, aunque no fuera por vía jurídica, de la masacre; todo el mundo (es decir, todos los electores necesarios) pensaría que Aznar era el responsable de la masacre, por haber llevado las tropas españolas «a combatir contra el Islam en el Irak», y que por ello quería ocultarlo. Pero, dice la farándula desde su sabiduría, contra el Islam no se combate, aunque el Islam se haga terrorista; con el Islam se dialoga...

    Sobre Kerry:
    ¿Por qué interesó tanto en España el seguimiento de las elecciones norteamericanas? ¿Por interés hacia Bush o hacia Kerry? ¿Acaso veían en ellos equivalencias simbólicas, o bien del capitalismo tejano depredador, o bien del talante demócrata más moderado? No se tenía en cuenta que Kerry, como los socialdemócratas, mantenía su ambigüedad más intensamente aún que sus homólogos europeos: también él formaba parte del gran capitalismo norteamericano; era millonario, al menos consorte; se confesaba católico, pero sin obedecer al Papa en cuestiones graves, que hubieran servido como materia de excomunión en otra época: se había divorciado de su mujer y casado con la millonaria de la salsa de tomate azucarada; había manifestado su apoyo a los matrimonios de homosexuales, todo lo cual puede estar muy bien, pero no para un católico. Más ambigüedades: la farándula le tiene por pacifista, pero había apoyado la guerra del Afganistán y la del Irak. La farándula le tiene por antimilitarista, pero en plena campaña se disfraza de soldado con una escopeta en la mano, y prodiga saludos militares, con la mano en la sien, aún cuando va vestido de civil. [...] Más bien parece que si el duelo Bush-Kerry interesaba tanto en España era porque en él querían ver, tanto la farándula como la socialdemocracia española, la reproducción ampliada del duelo de meses antes entre Rajoy y Zapatero.

    Sobre la paradoja de "la democracia":
    ¿Es que han elegido a uno o a otro según que le supere o no en cinco centímetros de estatura, o que haya hecho una mueca descuidada ante las cámaras de la televisión? No digo que un porcentaje importante del pueblo soberano no se conduzca en su elección por tales criterios. Lo que digo es que si el socialdemócrata que cree en la democracia acepta este tipo de explicación, resultará ser un consumado hipócrita o un profundo necio, puesto que él es el primero en no creer en el «electorado responsable», aunque sea por ficción.

    El pueblo no es ignorante, y sabe lo que vota:
    Dicho de otro modo: los que votaron a Bush son totalmente responsables, como lo fueron también quienes auparon a Mussolini o votaron a Hitler (Mussolini o Hitler ofrecían lo que los italianos y los alemanes querían: otra cosa es que más adelante, tras la derrota, y solamente por ella, comenzasen a rectificar y llegasen incluso a colgar a Mussolini cabeza abajo, después de asesinarle, antes de que este pudiera haberse suicidado, como lo hizo Hitler).

    ¿Y cómo podría una explicación política de las elecciones últimas orillar el hecho fundamental de que la democracia estadounidense se encuentra ejercida por una sociedad política que es al mismo tiempo, y de un modo incontestable, un Imperio, el Imperio por antonomasia de nuestros días?

    Hipocresías:
    Pero este control requiere un ejército, un poder militar, la bomba atómica... y si las fuentes de aprovisionamiento, las fuentes del petróleo iraquí, por ejemplo, corren el peligro de ser controladas por los enemigos (por ejemplo por China por un lado, y por Francia y por Alemania por otro), entonces habrá que defenderlas militarmente, porque sólo así se defiende el orden internacional real, y no sólo el jurídico diplomático. La farándula, y muchos políticos socialdemócratas también, proceden como si no quisieran saberlo, y prefieren pensar en que sus automóviles, sus autopistas, sus aviones, sus instrumentos musicales, no tienen nada que ver con el petróleo.


    Terminaré copiándolo todo. A leerse el artículo completo que es edificante en la forma de enfocar los recientes sucesos desde la perspectiva del materialismo filosófico de Bueno.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 17, 2004

    Belén Gopegui es libre para decir sandeces

    Ese Mundo que descubre y despierta, que desata y desvía, que para y acierta, El Mundo. Donde cabe (cabía) un comunista como Albiac y un Losantos liberalista. Donde pacen tranquilos librepensadores que no escriben mirando de reojo la tijera burlona de la autocensura. Donde llegan de visita otros ínclitos pensadores libres a sembrar rosas con y sin espinas.
    Belén Gopegui tiene a bien explicarnos aquí (pdf, www.almendron.com), por qué los intelectuales de izquierda deberían poner sus grasas en movimiento, descender de sus anquilosados púlpitos, y abrazar a contracorriente a Castro y su versión de la "otra democracia es posible".
    A contracorriente se nada y se ahoga uno más fácilmente. Si mi padre fuera Albiac, yo sería neocomunista, si mi madre la Gopegui, ni intelectual ni de izquierdas, para poder hablar libre de lo que libremente me viniese en gana. Incluso bajo el oprobio del consumismo, las mentiras de Bush, la explotación del patrono (o en su defecto, accionista), o incluso de mi mujer, que vivió en sus carnes, lo que la Gopegui -pues no emigra- no quiere sentir en las suyas.
    ¡Ahh, qué fácil es criticar a los que van al revés! Qué cliché la crítica, qué sarta de pensamientos únicos, qué horteramente fácil todo. Pareciese a veces la mayoría no fuese error en su esencia.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 15, 2004

    Los reyes magos de la tolerancia

    Huelo a regalos. El Corte Inglés prepara Cortilandia, los buzones de correo no-e, se colapsan con folletos de jugueterías ecológicas y en familia, comienzan las encuestas. Nos equivocamos. A los niños, por Navidad, más que juguetes se les debería regalar doble ración de respeto -algo que los adultos no saben conceder a los otros adultos, cuando menos a un niño-. Demostrándoles que confiamos en ellos, aprenderán responsabilidad y conformarán una personalidad propia. El problema surge al ser estrictamente necesario inculcarles también disciplina. Mi mujer y yo hemos intentado ser bastante razonables, dialogando con nuestra hija mayor (cuatro años) para explicarle por qué hacer esto o lo otro. De hecho creo que nos hemos excedido en el porcentaje de comunicación sobre mano dura, porque la vida real no es tan racional, y casi siempre nos impone sus normas sin pedirnos opinión. Lo ideal sería hacer ver al niño (con cuatro años, ya es posible) que se trata de un contrato de convivencia, donde por ahora los padres se reservan un derecho de veto. Me da la sensación de que hace treinta años el péndulo estaba del lado de la disciplina paterna, y hace 10 se puso por completo del lado del niño. Imagino que encontrar el justo medio es el arte de la paternidad, como de tantas otras cosas.
    Entonces, respecto al tema de hacer crecer a los niños antes de lo debido (la adolescencia anticipada y alargada), se introducen 3 factores, y todos son necesarios: 1) el sistema (marketing, creencias comunes, instituciones, colegios, ...) que nos presiona para que así sea (y contra el cual, ya se ha demostrado que es muy difícil luchar); 2) tenemos que contar también con la opinión del niño, y 3) al mismo tiempo, con la decisión de los padres. Esta sería la teoría, pero para no caer en un moralismo que me horripila, que cada cual haga lo que quiera con sus niños, mientras respete sus derechos fundamentales.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 11, 2004

    Ébano, de Riszard Kapucinski

    He terminado de leer Ébano de Ryszard Kapucinski. Una lástima. Es uno de esos libros que no debería acabar nunca. Me hizo cogerle cariño a ese continente tan desconocido para mí (África). La realidad que muestra es parcial (él mismo lo advierte en su prologuín), y debería estudiar (yo) otros puntos de vista o autores, tipo Reverte, Javier. Imagino a un africano "clase media", habitante de Dakar, por ejemplo, que lee el libro: pensará de seguro que el retrato es exagerado y extremo. Que Kapucinski solo ha pintado una realidad de guerras, miseria suma y no future.
    Leía en su día un post que creo que ha desaparecido del blog de Eduardo Haro Tecglen, el niño republicano (?) sobre la descolonización, y los subsiguientes comentarios tendenciosos, de un lado u otro. En general la cantinela es la misma: los que del lado de Tecglen parece que se empeñan en ver el origen de todos los males de África en la colonización y descolonización europea, y los que del lado liberal o derechista, apuntan al racismo y la superioridad occidental que se esconde tras dicho clamor, pues absuelve al africano de toda culpa: algo así como que la compasión europea esconde la impotencia de África para dirigir su propio destino y ser responsable de sus propios avances o retrocesos. Kapucinski sin embargo lo enfoca en su justo centro. Leyendo anteriormente su crónica sobre la independencia de Angola, pensé que Ébano tendría el deje de un polaco nostálgico del socialismo. Claro que "Un día más con vida" lo escribió en 1975. Otros tiempos. En Ébano, enumera de un lado las miserias de la explotación colonizadora y de la despreocupada y radical descolonización, y del otro lado, hace un magnífico retrato a vuelapluma del carácter africano que explica por sí mismo, sin necesidad de hilar causa efecto, el retraso comparativo de la civilización africana. Y lo explica con una perspectiva carente del remordimiento que aturdiría a un inglés o a un francés (o belga, u holandés, o portugués) aún atrapados en el sentimiento de culpa que atribuyen a sus respectivas naciones.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 09, 2004

    La Feria de las Vanidades

    FerN ha escrito una crónica de lo que vio en BioCultura. Y la dejó en Perplejismos, que es su blog preferido para dejar ladrillos de tal calibre.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 07, 2004

    Decálogo del Consultor

    Un consultor recibe la peor de las enseñanzas posibles, a saber: cuantas más horas de trabajo se acumulen en una tarea, mejor será el resultado de la misma. Si lo ampliásemos a la categoría de decálogo, quedaría expresado en la forma siguiente:
    1. Cuantas más horas de trabajo personal se acumulen en una tarea, mejor será el resultado objetivo.
    Una tarea siempre puede hacerse en más horas de lo que se piensa. Si se hace en la mitad de tiempo de lo planificado, está mal hecha. La eficiencia en el trabajo es indecente.
    2. El ocio es un factor peligroso que perjudica la salud laboral.
    Solo en los escasos momentos en que se debe excusar, mejor que se trate de un deporte de riesgo, parque temático, o similar, para no tener opción de reflexionar sobre la infelicidad o mojigateces parecidas que puedan trastornar llegado el caso, los hábitos de consumo laboral.
    3. La riqueza instantánea solo es alcanzable con malas artes.
    Solo nos aproximamos a la riqueza mediante largas jornadas laborales. Ningún consultor podrá nunca ser empresario de éxito ni millonario satisfecho. Y los que llegan no eran auténticos consultores.
    4. La felicidad está en el trabajo.
    El consultor debe amar su trabajo por encima de todas las cosas, y encontrarle sentido a la vida en las horas empleadas para construir tediosas presentaciones powerpoint, que solo servirán de paracaídas a un superior, que a su vez se ha visto obligado a llevarlo por una instancia superior.
    5. Un consultor será evaluado en función del número de horas de trabajo semanal.
    Si el trabajo de consultor es al mismo tiempo el mejor hobby, no puede existir motivo otro para querer escapar de él, que la falta de inteligencia o en la mayor parte de los casos, el pecado capital para un consultor: la pereza.
    6. La familia y los amigos te querrán por las subidas de sueldo.
    En la mayoría de los casos, las familias están contentas de poder mantenerte alejado noche y día, para que no dar demasiado la lata en temas domésticos. Lo mejor es pagarles un colegio bilingüe a los hijos, y muchas actividades extreescolares. Ningún fin de semana trabajado puede no ser compensado con una bonita joya.
    7. El cliente contrata al consultor para cerrar su oficina por las noches.
    Se ahorra así los 30.000 euros del vigilante de seguridad, diluido en los millones del proyecto en curso.
    8. Ninguna presentación o informe pecará de sencillez.
    Ningún documento será tan ligera como para no ser encuadernado. Ningún informe final podrá ser leído en menos horas de las de un trayecto en avión transoceánico.
    9. Los años sabáticos matan.
    Si un varón pide la baja por maternidad deberá ser sometido a un training corrector de instintos liberales.
    10. Este decálogo será negado una y otra vez.
    Pertenecer a tan exclusiva elite exige negar las presentes convicciones dejando caer comentarios falsos sobre la vida tan arrastrada que se lleva de aeropuerto en aeropuerto; los marrones recibidos de superiores incapaces y lo terrible que es no encontrar el tiempo suficiente para dedicarle a la mujer y los hijos.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 06, 2004

    Contemplaciones

    Son las nueve de la mañana. Lago de la Casa de Campo. Paseo mi vista por encima del agua, sobre un horizonte vestido de skyline madrileño: plaza de España, Bailén, Palacio de Oriente, Almudena. El velo compuesto de contaminación y neblina matinal proporciona el toque de irrealidad que la escena necesita. La escena debería responder (pero falla) a las preguntas siguientes: ¿ por qué la vida ha de ser un tráfago continuo y miserable debido a la subsistencia? ¿Por qué el maná no cae del cielo, y el humano es así una simple nota contemplativa al margen? ¿Por qué no se mantuvo el Jardín del Edén, o en su defecto una sucia copia en versión parque urbano? El debate transcurre en los términos familiares ya para mí: ¿podría ser un hombre feliz en un jardín tal? Parece con los datos que poseo en mi mano, que no, pero, ... lo más probable es que lo imposible sea averiguarlo, estando ya como están nuestros cerebros acostumbrados a las complejidades y artificios.
    -No vale con observar, necesito narrar-, digo yo.
    -Claudio Fernández compuso El don de la ebriedad de memoria, sin necesidad de escribirlo-, responde Critilo.
    -¿Qué haríamos sin poder escuchar a Mozart?-, replico.
    -Innecesario ante el sonido y el silencio propios de una naturaleza afable con nosotros-, responde Critilo.
    -¿Es eso cierto?, ¿es la naturaleza superior al mayor de los refinamientos o creaciones humanas? No way.
    -No se debe plantear así, sino desde el primitivismo de John Zerzan. La civilización ha traído en el mismo envoltorio el Bien y el Mal. Ha creado a Mozart, y el holocausto nazi. Si para ser felices, buscamos erradicar el Mal del mundo, tendremos necesariamente que socavar el Bien: el Arte, lo Humano.
    -¿Es preferible un hombre inerte y contemplativo a un ser pasional que goza y sufre, que mientras eyacula padece? Es preferible un hombre simple, bueno y feliz a un hombre cruel o caritativo, en función de la hora del día. ¿Es la planificación preferible al capricho? Mi espíritu me dice que no.
    -Lo planteas todo desde la altura de siglos de civilización. Y no sabes retrotraerte al inicio de los tiempos. Una persona (sujeto) siente o padece porque se le ha puesto al alcance un objeto a tal efecto. Hablamos de un sentimiento de gozo supremo derivado de una sola acción y un solo objeto: la contemplación de la naturaleza.
    -Dudo-, replico deseando terminar la conversación ante la premura de tiempo.
    -Terminemos pues-, dice Critilo.
    -Pues terminemos.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 05, 2004

    Camino, Verdad y Vida

    Se presenta en mi televisión La Pasión de Cristo según Mel Gibson. En un momento del terrible ascenso al Gólgota, una vez que Pilatos deja a Jesús en manos de los judíos, lavándose las manos como Pilatos, Cristo llevando la cruz cae al suelo y su madre María se acerca a socorrerlo. Jesús dice: "lo he cambiado todo, madre".
    Pero, ¿qué cambió Jesús? ¿Qué ha cambiado? Cristo es un punto de inflexión en la historia de la humanidad. La novedad radical estaba en su "Amarás a tus enemigos". Pero, ¿algo ha cambiado realmente, dejando aparte a unos fieles que de no tener el cristianismo, habrían abrazado cualquier otra religión al uso? ¿Hay menos sufrimiento en el mundo? ¿Menos injusticias, menos guerras? ¿Más corazones píos? Y si afirmamos que la base de la cultura occidental reside en el cristianismo, y que lo que hoy conocemos como Occidente, no habría sido posible sin él, ¿hablamos de Jesús, o del cristianismo? ¿En qué se parece la iglesia católica y las diferentes iglesias protestantes a Jesús, o en qué se parecen los cristianos de ahora a los primeros cristianos? No sé, me siento iluso pretendiendo responder a cuestiones tan abstractas. Un aprendiz de filosófo de segunda como yo. Pero por este camino, no puedo evitar llegar a la conclusión de que Jesús no cambió nada. Somos ahora los mismos judíos con los que se ensaña Gibson. Los mismos que después de dos mil años, crucificaríamos a Cristo si se le ocurriese volver a aparecer por la Tierra.
    ¿Qué tiene que ver este hombre, que carga con los pecados de toda la Humanidad, con los que ahora creen que Jesús de Nazareth fue realmente el hijo de Dios venido a la Tierra para salvar al hombre?
    Dejando aparte juicios ortodoxos sobre la película, me da la sensación de que al menos se le debe conceder a Mel Gibson el haber sabido retratar mejor que nadie antes a un hombre que realmente carga con la culpa de todos los hombres a sus espaldas. Probablemente una de las películas más atroces que se hayan estrenado en lo que va de siglo. Una firme candidata al Oscar, llena de crueldad y de crudeza. Nadie se había atrevido antes a representar la Pasión de Cristo como probablemente fuera, si es que realmente tuvo lugar. Un Cristo encharcado en sangre que nadie sabe cómo encontró las fuerzas de llegar a la cruz, después del inhumano castigo que le infligieran los centuriones romanos. Le sería complicado a una escena real de las que hoy se nos presentan a borbotones en una televisión hiperrealista, competir en impiedad con esta ficción. Quizá porque hablamos de un mito. De un Jesús que vino a salvar a sus congéneres, y que fue crucificado por ellos.
    La nueva de Cristo fue poner la otra mejilla. Quien en nombre de Cristo ha extendido la fe mediante guerras y matanzas, lo traicionó. Quien se mantuvo fiel a su espíritu, poniendo la otra mejilla, frecuentemente ha sufrido la explotación o la muerte.
    Dice Nietzsche:
    Retrocedamos y contemos la verdadera historia del cristianismo. Ya la palabra cristiano es un equivoco: en el fondo no hubo más que un cristiano, y éste murió en la cruz. El Evangelio murió en la cruz. Lo que a partir de aquel momento se llamó evangelio era lo contrario de lo que él vivió; una mala nueva, un Dysangelium. Es falso hasta el absurdo ver la característica del cristiano en una fe, por ejemplo, en la fe de la redención por medio de Cristo: únicamente la práctica cristiana, el vivir como vivió el que murió en la cruz es lo cristiano... Aun hoy, tal vida es posible para ciertos hombres, y hasta necesaria: el verdadero, el originario cristianismo será posible en todos los tiempos. No una creencia, sino un obrar, sobre todo, un no hacer muchas cosas, un ser de otro modo... Los estados de conciencia, por ejemplo, una fe, un tener por verdadero- toda psicología sobre este punto- son perfectamente indiferentes y de quinto orden, comparados con los valores de los instintos: hablando más rigurosamente, toda la noción de causalidad espiritual es falsa. Reducir el hecho de ser cristianos, la cristiandad, al hecho de tener una cosa por verdadera, a un simple fenomenalismo de la conciencia, significa negar el cristianismo. En realidad, jamás hubo cristianos.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 03, 2004

    La inutilidad de la literatura

    Leer sobre algunos temas es sencillamente inútil. Hay cosas que solo pueden ser aprehendidas en tanto que meditadas, asumidas y sobre todo, sentidas en una parte de nuestro cuerpo a camino entre la nuca y los omoplatos. No se puede por ejemplo, comprender la poesía, ni menos aún enjuiciarla. La poesía es flujo y reflujo de sentimientos íntimos, que explotan en borbotones dentro de nosotros o surgen pausadamente, cuando hemos conseguido liberar nuestro cerebro de la fatigosa técnica de la lectura.
    Leer sobre algunos temas es sencillamente inútil. Por ejemplo, Pániker. Sus misticismos por escrito, son como las recetas chinas de mi inútil libro de recetas Wok. Quedan bellas las cadenas de palabras, tan magistralmente hilvanadas como inasequibles son para el entendimiento. Convencido estoy de que Pániker los siente esos escritos, pero ahí puestos son meras ristras de erudiciones que de inaprensibles tiran a aburridas. Problema: para meditar hay que leer sobre la meditación. Imagino. Tampoco lo sé a ciencia exacta porque nunca he seguido el camino del Tao, ni ningún otro sendero rumbo al orientalismo. Pero voy a probar, conste. Echaré un vistazo al Tao Te King que por ahora he descargado con el eMule.
    Supongo que por ambas razones, a saber, 1) la necesidad de una guía escrita y 2) al mismo tiempo, la imposibilidad de la mística en palabras, hace que la literatura oriental sea tradicionalmente sencilla, rayando en lo ridículo desde una perspectiva occidental (haikus y demás). Me da la sensación que esto que he escrito, ya no puede ser comprendido por nadie que no esté dispuesto a interiorizar la línea argumental expuesta (¿hay alguien ahí?).
    Leer sobre algunos temas es sencillamente inútil, y no cejo, porque la inutilidad de la literatura es para mí, motivo de orgasmo.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 02, 2004

    Solo se conoce el justo medio, sabiendo situar los extremos.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS

    noviembre 01, 2004

    abladias [eso] gmail.com

    Egos de Polo

    Hay una fiesta en mi interior, y yo me he quedado fuera. Es por la mañana. Escucho dentro una kermesse de voces agitadas y atrevidos cuchicheos y cánticos y risotadas. Mi ego no se rinde pero mi ego ya no existe. Ficción que yace ahora ridiculizada ante lo real de mis otros yoes. Los reales. Los que quedaron arrumbados al final de los curricula vitae. Forjados en la edad de la inocencia y olvidados cuando la virginidad se rompía bajo el pan nuestro de cada día, sudado a golpe de rutina. Pero esos yoes extintos, sofocados en un exilio interior quedaron rumiando su resurrección. Y el momento no llega hasta que llega. Y ahora hay una fiesta en mi interior. E intento comprenderme mirando por la ventana de mi improvisado salón de baile.
    Me comprendo uno:
    Nunca he sido el mismo. A veces me parezco, pero no me identifico. Mi ego es un impostor que juega a borrar la diferencia.
    Me comprendo dos:
    Una sucesión de yoes que me han habitado por épocas se reúne hoy para sorpresa de propios y extraños.
    Me comprendo tres:
    Rectificación al comprendido dos. Nunca existió tal sucesión. Todos me habitan todo el tiempo. Han sido y son mis inquilinos de larga duración.
    Me comprendo y cuatro:
    Un super ego ha tiranizado mi rico universo por miedo a la insurrección, a un jaque a la seguridad conquistada. No somos uno, somos varios. Entorno, momento, impulso, incoherencia; la coherencia del yo es la falacia de la psicología del siglo XX. Un frágil hilo nos hilvana sin igualarnos. Cualquier viento insolente puede arrancarnos de nosotros mismos. Y perdernos para siempre. Yo he decidido no perder más yoes. Y quién sabe si más adelante, ganar alguno.

    ¿Quién soy yo?
    Un joven y despistado yo dio paso a un yo universitario con ganas de ingeniería industrial. Un examen de química orgánica redescubrió mi yo poeta (que se manifestó por vez primera a los nueve años). Aunque mi yo económico se opuso a mi yo literario dirigiéndose a la especialidad de organización empresarial, no pudo evitar que mi yo suicida amenazara a mi padre con abandonar tan jesuita escuela para rehabilitarse en la carrera de filosofía y letras. Todo quedó en nada, porque mi yo cobarde cedió cuando mi padre amenazó con dejar caer mi alegre yo en desgracia. Certificado en mano, mi yo, ingeniero ya, filósofo solo de vocación y compositor de mentirijillas, marchó a París para adquirir un je français. Una ciudad sueño que unió a mi yo amoureux con su otro yo (señora de Polo, au present, y responsable de mein deutsches Ich). Volvió a Madrid un yo militar y siguió un yo consultor de gran consulting, que me proporcionó un yo logístico, un yo sistemas de información, un yo e-Business y varias facetas más que mi super ego, combinó con maestría bajo mi yo profesional. Tras años de cadenas de suministro y la adquisición de un yo padre, nos decidimos mis yoes y yo a tantear una start up creada por un amigo afín, convirtiéndonos así en socios y fundadores de una original iniciativa de la Internet española post-crash-dot-com (fallecida ya). Y desde 2009 todos mis yoes estamos al 150% en una reputada agencia y consultora de social business que se llamaba Territorio creativo, de la que soy socio desde el año 2000, y que acaba de cambiar el nombre a Good Rebels.

    Existen motivos de sobra para que todos mis yoes en comandita, allá por noviembre del 2004, dispuestos a conocernos mejor, habilitásemos este nuestro egoblog: abladías. Hoy es posible que encuentres más artículos míos en fernandopolo.com o en Rebel Thinking por aquí, pero ni mucho menos renuncio a la fiesta en mi interior.

    Tuitéalo | Menéalo | Del.icio.us | Facebook | Suscríbete RSS
    Otros artículos seleccionados